Hagámoslo – Fem-ho

Hagámoslo – Fem-ho

El final del COVID nos dejará aturdidos. Final en el sentido de control sanitario de la pandemia. Necesitaremos un tiempo para asimilar lo que hemos vivido.

Hace poco más de un año mirábamos con incredulidad como una ciudad en China se confinaba a once millones de personas. Era Shijiazhuang. No acabábamos de ver la trascendencia del tsunami, en forma de pandemia, que nos arrastraría hacia una nueva realidad.

Vidas, la salud de muchas personas con importantes secuelas, familias, la actividad económica, el empleo y el incremento de la desigualdad una vez más. Pobreza. Un sinfín de consecuencias de las que aún no tenemos la foto finish.

Sin embargo, sólo políticas públicas potentes son verdaderas palancas para no ser absorbidos por la espiral del huracán COVID. El plan de rescate social aprobado por el Gobierno de coalición lo demuestra. Un plan dirigido a las personas más vulnerables, inquilinos, autónomos y pymes. También a la salud y a la actividad económica. O los 16.000 millones de euros transferidos a las Comunidades Autónomas, a fondo perdido, como plan de choque a la salud, la educación y las políticas social.

La respuesta de la Unión Europea con los 140.000M€ de los Fondos Next Generation, recogiendo el guante a la propuesta de Pedro Sánchez de aprobar un Plan Marshall y que hizo al inicio de la pandemia.

Políticas públicas esenciales y dirigidas a los servicios públicos tan diezmados por los gobiernos de derechas en estos diez últimos años. Sí, de derechas, del Partido Popular y de la coalición ERC y JxCAT en Catalunya.

Han sido las políticas públicas progresistas los mecanismos de protección. Hablamos, por tanto, de “Política” y de poner al frente de ella lo público.

“En momentos normales la respuesta y la responsabilidad colectiva son necesarias. En momentos excepcionales, la responsabilidad colectiva es esencial. Hoy la reconstrucción social, la reactivación económica y la búsqueda permanente de la concordia entre todos son los objetivos”. Esa es la propuesta socialista, esa es la propuesta de Salvador Illa.

Pasar página y cambiar las prioridades para cambiar Catalunya. Priorizar la cooperación y no la confrontación. Decir “empleo, empleo, empleo” como repetía recientemente Pedro Sánchez, es clave para nuestro proyecto colectivo.

Efectivamente. Mucha gente está sufriendo. Cierto. Pero los jóvenes son los que han vivido dos duras crisis que les han trastocado sus proyectos de presente y de futuro. En esta última década se han normalizado las situaciones de precariedad y exclusión social entre ellos. Los estudios no les garantizan un trabajo de calidad que les permitan emanciparse y diseñar su proyecto de vida.

Y lo que es inasumible: la pobreza infantil. “La desigualdad en la cuna es la cuna de todas desigualdades”, leía recientemente. Así es, la pobreza se hereda.

Hemos de rebelarnos ante ese destino que parece inevitable. Los socialistas nos rebelamos: es la base del ideario socialista. Miles de niños y niñas, jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, migrantes, trabajadores están esperando respuestas.,

Y, francamente, me aburre, me aburren, por decirlo de alguna manera. Los que plantean otra vez la unilateralidad o referéndums ilegales: aburren. Con ello no quiero decir que cada uno tenga la libertad de defender sus ideales: independentistas, liberales,… ¡sólo faltaría! Pero aburren.

Como me aburre la derecha desleal que ha llegado a poner en riesgo la llegada de los fondos europeos. Una derecha tan alejada de la derecha democrática europea. La derecha española ha normalizado la deslealtad y eso, no sólo empobrece nuestra democracia; eso es un desgarro para nuestra convivencia.

Ahora es momento de pasar página y luchar todos juntos, colectivamente, los retos que tenemos por delante.

El PSC tiene ese proyecto para todos y todas. Para una Catalunya progresista, feminista, inclusiva, humilde. Una Catalunya que lidere un proyecto ilusionante que nos haga soñar con un futuro cierto. Un nuevo gobierno dialogante, progresista y solidario. Esa es la propuesta socialista. Esa es la propuesta del #PresidentIlla.

¡FEM-HO! ¡HAGÁMOSLO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.